Las Mejores Pizarras Blancas Plegables y Portátiles

Una pizarra blanca es una magnífica herramienta de comunicación para ser usada tanto en docencia, como en investigación, organización o en un entorno empresarial. No obstante, uno de los mayores hándicaps a la hora de hacer uso de estas pizarras es sin duda su transporte o su almacenamiento.

En este artículo intentaremos recomendarte las mejores opciones que evitarán que tengas que enfrentarte estos dos problemas para que no tengas que preocuparte de nada a la hora de hacer uso de una. En esta web te mostraremos las mejores propuestas tanto para un uso profesional como para uno infantil.


Comprar Pizarras Blancas Plegables y Portátiles

Fáciles de llevar, ocupan poco espacio y puedes guardarlos en cualquier rincón o meterlos sin problemas en un maletero. Con estas pizarras ya no tendrás ninguna excusa para no hacerte con una.

Comprar Pizarras Blancas Plegables para Niños

Si quieres que tus hijos tengan una pizarra que sea cómoda y cuente con todo lo necesario para que se convierta en una ayuda para ejercitar su creatividad y su entretenimiento, en esta sección encontrarás los modelos más completos y adecuados para niños.

Por qué comprar una pizarra blanca plegable

El principal motivo por el que comprar una de estas pizarras es para que ocupen menos espacio. A diferencia de sus hermanas colgadas o aquellas pizarras con soporte, estos modelos permiten un rápido desmontaje y una mayor facilidad de transporte.

Por contra, suelen ser de menor tamaño que algunas de pared, pero a la vez, esto es un aspecto que puede convertirse en una ventaja. Si lo que se busca es poder guardarlas más fácilmente, transportarlas en el coche o simplemente evitar que estorben cuando no tengan que ser usadas, su volumen puede ser algo completamente positivo.

Otro de sus inconvenientes es que deberemos hacer uso de una mesa o una superficie elevada para que tengan mayor altura y que puedan ser vistas con comodidad. Sin embargo, si se opta por una pizarra de este tipo, es porque lo que se va buscando es su movilidad por encima de su altura. A diferencia de una pizarra de pared que está fija, las plegables nos permiten poder usar una sola en varias habitaciones o lugares, según se necesite.

En un dormitorio infantil o en una habitación de juegos, la posibilidad de que se puedan plegar, hace que podamos despejar la sala y mantenerla ordenada cuando el tiempo de juego haya acabado. Además como cualquier otro tipo de pizarra, son excelentes juguetes didácticos perfectos para ejercitar su creatividad y habilidades artísticas.

Otra de sus mayores ventajas es que pueden usarse sus dos caras, algo que puede ser de gran ayuda en presentaciones o permitir el uso de una superficie el doble de grande sin tener que borrar lo escrito. Cuando hayamos rellenado una de sus caras, lo único que deberemos hacer es girar 180 grados la pizarra y tendremos una superficie limpia y lista para escribir o dibujar. Además permite que pueda ser usada por dos personas simultáneamente, si tienes más de un hijo, ya sabrás que este detalle es de vital importancia.

Cómo elegir la mejor pizarra plegable y/o portátil

A la hora de elegir la mejor pizarra lo primero que debes preguntarte es si tiene el tamaño que andas buscando. No sólo para saber si el área de su superficie será suficiente, sino también para saber si vas a poder transportarla en el coche o esconderla detrás de un armario. Ten en cuenta sus medidas para ver si cumple con tus expectativas.

Estas pizarras están pensadas para ser movibles por lo que si tienen asa, esta tarea será mucho más sencilla. No está de más que si su movilidad es importante, también le eches un vistazo a su peso.

Una de las características más buscadas en una pizarra es que sea magnética. Gracias a ello podremos colocar con la ayuda de imanes, hojas impresas o fotocopias que nos ayuden en nuestra exposición.

Por último, tanto si la pizarra va a ser usada para niños como por adultos, muchos modelos incluyen accesorios adicionales que pueden suponer una gran diferencia. Si la pizarra incluye rotuladores, borrador, imanes, letras, formas o cestas, evitamos desembolsar más dinero.